FERTILIZACIÓN DEL CEREAL | Antonio Tarazona

Sin título

FERTILIZACIÓN DEL CEREAL

Un año más, se acerca la hora de volver a sembrar el cereal y con ella las incertidumbres de todos los años, qué sembrar, esperar a las lluvias o adelantarse a ellas, cómo programar el plan de fertilización y por supuesto esperar que todas las variables y factores externos y climatológicos se alineen para conseguir una buena producción.
En el caso del cereal no se puede incidir sobre factores climatológicos, sin embargo, hay otros factores en los que un agricultor sí puede incidir y controlar, y que de forma segura, si el año climatológicamente hablando acompaña pueden resultar el punto de inflexión del éxito de la cosecha. Como bien sabemos, estos factores son las técnicas de preparación del suelo, la elección de los momentos de siembra en función de la zona y el tipo de cultivo, la elección de las variedades, el control de las malas hierbas, de posibles plagas y enfermedades, y por su puesto un correcto plan de fertilización.

Entrando más en detalle sobre el factor fertilización, antes de empezar a sembrar siempre sería conveniente sentarse y profundizar sobre los 4 puntos claves a tener en cuenta a la hora de elaborar un plan de fertilización acorde a nuestra zona agrícola y nuestras expectativas.
Estos 4 puntos claves son el conocimiento del suelo, la dinámica de los principales macro nutrientes (NPK), las necesidades del cultivo a sembrar en cuanto a NPK y las expectativas de rendimiento a conseguir.

1. Conocimiento del suelo

La realización de un análisis de un suelo representativo de cada explotación permite estimar las cantidades de NPK que tenemos, el ph de nuestro suelo, su salinidad, su contenido de materia orgánica y su capacidad de mineralización. El conocimiento de estos parámetros nos permitirá desarrollar un plan de abonado adecuado a nuestras necesidades promoviendo una fertilización racional

2. Dinámica de los principales macro nutrientes (NPK)

  • N: es un elemento muy móvil que prácticamente se puede llegar a perder hasta un 60-70% por lixiviación.
  • P: es un elemento inmóvil, y que su disponibilidad para la planta dependerá de su solubilidad como materia prima, del ph del suelo (en suelos con ph básicos P se bloquea fácilmente y deja de estar disponible, independientemente de que nuestro análisis de suelo nos indique unos niveles de P altos). Solo puede ser tomado por las raíces a una distancia de estas de 2,5 mm.
  • K: es un elemento que tiene cierta movilidad, su ph es básico y puede ser tomado por las raíces hasta 7,5 mm de distancia

3. Necesidades del cultivo a sembrar en cuanto a NPK

Debemos tener en cuenta cuáles son los baremos de cada cultivo en cuanto a kg de NPK para poder producir 1 tn de producción.

4. Expectativas de rendimiento a conseguir

Cuál es la mayor producción a la que optamos teniendo en cuenta el cultivo, el potencial de la zona y la historia productiva de cada zona.

Una vez todo esto analizado, es la hora de elegir los fertilizantes más apropiados en cada caso, bien para el abonado de fondo como para el de cobertera. Para ello en Tarazona disponemos de una gran diversidad de productos.

En el caso del abonado de fondo, Umostart® Perfect, encaja muy bien con esta metodología y filosofía de trabajo. Se trata de un fertilizante microcomplejo que aporta numerosos beneficios.
Se aporta a una dosis de 40 kg / ha con la propia sembradora, de tal forma que sembramos y abonamos a la vez, y se deposita junto con la semilla en el mismo surco de siembra garantizando que las raíces dispongan de P de lo que realmente necesitan en sus primeros estadios de una forma altamente soluble y disponible. Su fórmula, 11.49.0 +fe+Mn+Zn + 2% Perfectose® hacen que sea una fórmula equilibrada, la única que es un complejo y que posee aminoácidos. Estos aminoácidos nos aportan un plus de estimulación y resistencia a estrés sobre el cultivo.
Umostart® Perfect nos asegura una nascencia uniforme, un buen establecimiento y un mayor número de hijos, dejando la planta preparada y con el potencial establecido para que con el aporte correcto de N en la cobertera consigamos un incremento de la producción.
Ya con la vista puesta en la cobertera, en Tarazona disponemos de una gran multitud de productos nitrogenados que combinan distintos equilibrios y elementos.
Una vez establecido el cultivo gracias a Umostart® Perfect, la clave está en el buen manejo de los nitrogenados teniendo en cuenta, el momento de aplicación correspondiente y su forma nitrogenada más apropiada en cada momento

logo ISO 9001 logo ISO 14001 logo ISO aefa agronutrientes aidimme quimacova aerce aecq acefer uelogosaidimme