FERTILOSOFÍA®: FERTILIZACION EFICIENTE Y SOSTENIBLE DEL PIMIENTO EN INVERNADERO

Los cultivos existentes en los invernaderos de la península son muchos y variados, pero si existe un líder, ese es el cultivo del pimiento. El motivo son las más de 10.000 hectáreas que se cultivan en la provincia de Almería, de las 35.000 hectáreas documentadas en todo el sureste español.

Las tipologías de pimiento, a su vez, son muy variadas y con fechas de siembra durante casi todo el año. Existen tipologías que van desde el padrón, diversos picantes, sweet bite, corno de toro, kappya, california o lamuyo, de todos los colores y tamaños.

Generalizando, el tipo california es el más cultivado con más de la mitad de la superficie. La gran diversidad de tipos, variedades y fechas de plantación complica la estrategia de fertilización a seguir ya que esta cambiará en función de los criterios antes mencionados.

El éxito del cultivo no radica tanto en la fertilización si no en el correcto manejo del riego de este, que hará influir en la conductividad eléctrica CE (concentración de sales disueltas), la presión osmótica de su rizosfera y, por tanto, la capacidad de cambio.

El pimiento es susceptible a las altas CE, y una correcta fertilización debe de oscilar entre 1,8 y 2,8 mS/cm, dependiendo de la calidad del agua existente.

En Almería se generalizan los cabezales de riego, donde se suelen establecer tanques concentrados con una solución nutritiva base, variando los elementos ligeramente pero que podemos establecer una solución orientativa de la siguiente manera:

 

Este cultivo tiene unas necesidades nutricionales muy concretas y desde Tarazona disponemos de soluciones nutritivas que cubren desde la siembra hasta la cosecha acorde a nuestro principio de Fertilosofía®: fertilización eficiente y sostenible. A continuación, vamos a desarrollar la estrategia de fertilización que recomendamos en pimiento.

Durante todo el ciclo de cultivo aconsejamos aplicar TARAVERT® AMISOL, TARASOIL® CALCIO, TARAFEED® MIX y KRYSTAFEED®, estos productos son necesarios periódicamente para cubrir las necesidades nutritivas durante todos los estados fenológicos.

Además, hay productos que se deben aplicar en estados fenológicos concretos. En el momento del trasplante recomendamos HOLERIS 4G, en el desarrollo vegetativo TARAVERT® EVO, en el engorde TARAVERT KING KONG® y en la maduración TARASOIL® VOLT-K.

Normalmente la utilización periódica de una solución de microelementos quelatados como TARAFEED® MIX en los tanques de fertilización, suele ser suficiente para las necesidades de hierro, manganeso, zinc, cobre, boro y molibdeno; a razón de 2 o 3 kg en los tanques de solución concentrada.

Las proporciones de los elementos en la solución nutritiva es común no modificarla prácticamente en todo el cultivo, variando únicamente la CE de la solución nutritiva según la fase de cultivo, así como las dotaciones de riego aportadas al cultivo. Para tener una mayor información de la situación del cultivo la utilización de tensiómetros, sondas de succión y/o electro sondas, nos informará de la correcta fertilización del cultivo.

El problema más temido en el pimiento es la deficiencia de calcio, denominada Blossom-end rot o vulgarmente “peseta”. El calcio se mueve por la presión del flujo de agua en la planta, originándose fácilmente carencias no solo por la deficiencia de este elemento en el suelo, si no por una elevada transpiración de la planta desviando el calcio hacia las hojas y no hacia el fruto. Igualmente, la concentración de sales o altas conductividades en el suelo de cultivo producirá una gran presión osmótica que bloquea la asimilación de este elemento. El estrés de la planta o una mala fertirrigación originan esta fisiopatía y justifican la aportación de materias orgánicas y aportes extras de calcio fácilmente asimilable por la planta, que desbloque los elementos nutricionales del suelo y rebaje su conductividad.

La solución que ofrecemos desde Tarazona es TARASOIL® CALCIO, un oxido de calcio complejado con ácidos fúlvicos ideal para aportes periódicos que eviten esta deficiencia.

Recomendamos inicialmente en los primeros días del trasplante, la aplicación de EM (microorganismos eficientes), para la colonización de la rizosfera del cultivo, que nos ayudará a un mayor desarrollo de las raíces, asimilación de los nutrientes y protección antes enfermedades de suelo.  Desde Tarazona confiamos en el uso de HOLERIS 4G para cubrir estas necesidades durante el trasplante. La aplicación de HOLERIS 4G es a una dosis de 1 a 2 kg por hectárea, la mejor opción en una sola aplicación a los pocos días del trasplante; así mismo, la fertilización inicial se recomienda con soluciones complejas como el KRYSTAFEED® 13-40-13 a razón de 0,5 a 1 kg por cada 1.000 metros cuadrados, durante las dos primeras semanas de cultivo. La gama KRYSTAFEED® es común utilizarla en toda la fase de cultivo, como fuente soluble y rápida de los elementos seleccionados, con mayor rendimiento por parte del cultivo y evitan la consiguiente acumulación de sales en el suelo. La aplicación de KRYSTAFEED® 18-18-18 se realiza en las fases de desarrollo del cultivo, o KRYSTAFEED® 15-5-30 en las de engorde/maduración cada 10 a 14 días a dosis que oscilan entre 0,5 kg a 2 kg por cada 1.000 metros cuadrados de cultivo dependiendo su aplicación en solitario o combinada.

Los niveles de materia orgánica en los cultivos intensivos suelen ser muy bajos, con los que la utilización de soluciones con concentraciones de ácidos húmicos y/o aminoácidos, ayudará a mejorar considerablemente la capacidad de intercambio catiónico del suelo y aportará una fuente rápida asimilable de estos elementos al cultivo. Recomendamos como solución inicial TARAVERT® EVO, ayudando al desarrollo del sistema radicular, AZABACHE® HUMIC y TARAVERT® AMISOL como aportes continuados en el tiempo, y TARAVERT KING KONG® como fuerte refuerzo húmico en las fases más importantes de desarrollo del cultivo, como puede ser el engorde del mismo.

Finalmente, muy frecuentemente en los cultivos intensivos, en el momento de maduración del pimiento, se empieza a aplicar TARASOIL® VOLT-K como fuente de óxido de potasio que mejora la uniformidad de calibre y peso de los frutos, incrementando la producción y la calidad organoléptica de fruto.

logo ISO 9001 logo ISO 14001 logo ISO aefa agronutrientes aidimme quimacova aerce aecq uelogosaidimme
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com